3 may. 2010

RAUL ABRAIN

Sus formas que el llama "objetos vivificados" son al mismo tiempo objeto y signo, requieren la reflexión del espectador.
Los cuatro perfiles guardan entre sí una relación de expresionismo vital y reflejan una entrañable relación de colorido, delicadeza, sentido trágico y ternura.

No hay comentarios: