4 jul. 2010

"GRANDES LLAMARADAS"


Voraz y con apetito, el gran fuego  devora la madera,
entre  brasas se acomoda el barro que espera paciente su calor,
 crece despacio hasta convertirse en llamas superpuestas que lo invaden todo,
un espacio delimitado, repleto de fuego furioso,
donde se recortan las siluetas de barro,
donde el elemento más caliente dejará su impronta.

Horno de trincheras de Adolfo Giner.

2 comentarios:

guitarrista republicano dijo...

Ole, lalola.
Pero que bien escribes guapetona.

aprendiz de domadora dijo...

Unir el querer y el saber, es lo que hace crear, y Lola tienes mucho de eso.
Tu también Adolfo, y es que ser de Teruel da fuerza, por aquello de que como somos pocos tenemos que dar más caña para dejar huella de nuestra obra.